viernes, 29 de abril de 2011

Vuelve a gritar antes de morir.


Vuelve a gritar antes de morir.

La mayoría de cuentos para asustar niños suelen transformarse en producciones cinematográficas de corte terrorífico. Fantasmas, alienígenas, monstruos, etc. Sin embargo, el mayor número de sagas de terror, corresponde a aquellas cuyo protagonista es un individuo perturbado, armado con un objeto afilado, como un machete o una sierra, para acabar con el mayor número de personajes.

El género slasher tuvo su época dorada a fines de los setenta con cintas como Halloween, Viernes 13 y Pesadilla en la calle del Infierno. Esta última dirigida por Wes Craven, responsable también del resurgimiento del género en la década de los noventa, con la trilogía Scream.  Ahora, cerca de diez años después, regresa con la cuarta parte, lista para demostrar la manera correcta de filmar este tipo de cintas.

Con el paso del tiempo, hemos notado que la sociedad necesita renovar sus métodos, en todos los ámbitos. En el caso del horror, es fácil poner de ejemplo al Hombre Lobo, el cual, al ser una bestia de las montañas y bosques, ha quedado fuera del mundo cosmopolita. Asimismo, los fantasmas han dejado de ser una sábana flotante, para convertirse en un ser tangible y tecnológico, como los casos de Poltergeist y El Aro; esto con el fin de provocar sensaciones de terror aún en un mundo donde parece que ya nada nos sorprende.

El slasher en cambio, por ser reflejo del miedo que el hombre siente hacia sí mismo, es capaz de mantener su esencia y seguir provocando las mismas sensaciones, siempre y cuando, se maneje de forma adecuada. Scream 4, es una de las pocas películas que logran todo esto, a pesar de lo trillado del tema. Wes Craven es capaz de provocar ese cosquilleo en las rodillas ante la expectativa de la próxima víctima, incluso cuando todo mundo sabe, a priori, que todos van a morir en manos de Ghostface.

Sin embargo, a diferencia de la mayoría, como Halloween o Pesadilla en la Calle del Infierno, cuyos asesinos son reconocibles por un nombre y un pasado. Scream 4 funciona bajo la idea de la máscara que oculta al antagonista. Durante toda la película, se disfruta de la incertidumbre por la identidad del asesino, mientras se acentúan las acciones sospechosas de los personajes, para convertir a cada uno, en el posible autor de los crímenes.

Además del propósito básico de toda película de terror, Craven utiliza el filme para hacer una verdadera crítica al género. Especialmente hacia la proliferación de franquicias mediante secuelas y remakes, los cuales, muchas veces tienden a los más estrafalarios argumentos, con el fin de revivir al enemigo y proporcionarle un “toque original” a algo tan repetitivo; crítica en la que el propio Craven se halla incluido.

Scream 4, también puede considerarse como un resumen de la ola slasher, es decir que, si hubiésemos de elegir una película que sintetizara la historia y evolución del género, sin duda, debería ser ésta, la cual, al proceder de uno de los maestros de la categoría, funciona como entretenimiento, así como material didáctico.


Cuadro por cuadro

La actriz Kirsten Dunst protagonizará Melancolía, la próxima película del realizador danés Lars Von Trier, quien ha desatado una fuerte polémica tras el lanzamiento de Anticristo. La historia de Melancolía gira alrededor de una boda al mismo tiempo en que se da a conocer la noticia de que una estrella podría colapsar contra la Tierra. *** Oliver Stone, director de Asesinos por Naturaleza, prepara la adaptación de la novela Savages, de Don Winslowy, la cual trata aborda la lucha entre dos cárteles enemigos. Stone pretende incluir en el reparto a la pareja protagonista de Pulp Fiction: John Travolta y Uma Thurman.  Además de Salma Hayek y Benicio Del Toro.

No hay comentarios: